¿Cuánto tiempo de vuestras vidas os roba ver series de televisión? ¿Por qué motivo consumís tantas series de televisión? ¿Por qué tenéis esa enorme necesidad de evasión, de observar a través de una pantalla lo que les pasa a otros? Parece obvia la afirmación de que, gran parte de nuestro tiempo libre –o para ser más exactos gran parte del tiempo libre que pasamos en casa- lo invertimos viendo series de televisión que nos adentran en las vivencias, peripecias y sinsabores de personajes ficticios encarnados por actores que, en la mayor parte de los casos, tienen vidas propias que poco o nada tienen que ver con las de los personajes que encarnan. Aunque también es verdad que la vida privada de esos actores también suele ser objeto de nuestro interés pero ése es otro tema del que no voy a ocuparme ahora. En resumen, pasamos gran parte de nuestras vidas dejando que nos cuenten mentiras, deseando que de comienzo una nueva temporada de mentiras a domicilio. Y cada vez se producen más series de televisión (tanto dentro como fuera de nuestras fronteras) hasta el punto de que ya es prácticamente imposible poder estar verdaderamente al día al respecto y seguirle la pista a todas… Leer el resto de esta entrada »