Que los amigos se casen puede ser tomado como un indicador inequívoco de que el tiempo pasa y de que nos vamos haciendo mayores. Esa certeza a su vez puede ser tomada como una razón inexcusable de que debemos vivir el día a día a tope porque nuestro paso por el mundo tiene fecha de caducidad y, al final, seas rico o seas pobre, alto o bajo, todos vamos a correr la misma suerte. Todo casamiento conlleva la correspondiente luna de miel la cual tendrá lugar, a ser posible, en un destino exótico y que se encuentre lo más alejado posible de nuestro lugar de origen. Esto me lleva a pensar que… Leer el resto de esta entrada »

Anuncios