En el siguiente texto me he propuesto relatar mis propósitos para el año 2012. El comienzo del año suele ser una época propicia para replantearnos nuestros hábitos de vida e introducir modificaciones; en resumen, para hacer propósitos de enmienda que generalmente luego no cumplimos. Pero, joder, a todos nos gusta soñar con una vida mejor. Hay muchas cosas que me gustaría hacer a lo largo de este año que acabamos de estrenar, entre ellas leer diariamente la prensa. Y cuando digo leer diariamente la prensa no me refiero a ojear el periódico leyendo solamente los titulares -y tal vez sucintamente alguna noticia que despierte mi interés por encima de las demás-; no, señores, no hablo de eso, hablo de leer la prensa de cabo a rabo, de empezar por la primera página y terminar por la última o viceversa ya que el orden en que leas las noticas no altera el producto que suele ser casi siempre igual de deprimente… Leer el resto de esta entrada »

Anuncios