Hoy no me apetece reflexionar demasiado. Hoy no me apetece entrar en profundidades. Hoy no me apetece abusar de la razón. Hoy me apetece escribir de forma más o menos automática, y digo más o menos, porque estoy de acuerdo con Pere Gimferrer cuando afirma que la escritura automática, stricto sensu, no existe, es una utopía y por tanto todos los dadaístas, incluido el teórico del movimiento, André Breton, están equivocados. Hoy tengo ganas de escribir con el acelerador pisado a fondo… Leer el resto de esta entrada »

Anuncios